13 – CARMEN MAMA II

Tenía cuatro años y lo puse en una guardería que pertenecía al Consejo del Niño. La maestra, Violeta, lo adoró desde el primer día  y al año siguiente, cuando ya estaba yendo a la escuela, su quinto cumpleaños se lo festejé en la guardería. Desde la torta hasta los muñecos que cubrían las botellas, las hice yo, todo absolutamente. Estuve trabajando mas de un mes, para que mi niño tuviera una linda fiestita. En la noche anterior a la fiesta, fuimos con Walter, que a pesar de que estábamos separados, teníamos una muy buena relación amistosa, y adornamos el salón con globos, carteles, el pozo con los gorritos y las sorpresitas, todo hecho por mi, incluso llevamos la torta. Gustó tanto el castillo, que estaba hecho de cartón y cubierto todo de pastillaje y galletitas, que me lo pidieron para otros cumpleaños y anduvo de cumpleaños en cumpleaños, haciendo felices a otros niños. Representaba el castillo del Gato con Botas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Uno de los dolores más grandes que tuve fue cuando me fui para Venezuela, cuando Gustavo tenía 7 añitos; no solamente por irme sin mi hijo, sino que, por cobardía, no pude despedirme de mi niño y cuando me preguntó si ya me iba, le dije que iba a hacer una diligencia y que ya volvía. Sé que lo lastimé, pero en ese momento sólo pensé en que no era capaz de decirle “adiós”.  Lamentablemente quedó con gente que en lugar de explicarle la situación, sólo me “tiraron tierra encima”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s